×

Argentina: piden avanzar en dragado de la Hidrovía Paraná-Paraguay para asegurar exportaciones

  • Compartir

Argentina: piden avanzar en dragado de la Hidrovía Paraná-Paraguay para asegurar exportaciones

El sindicato de Dragado y Balizamiento de Argentina reclamó al Gobierno que acelere los plazos y den pautas claras sobre el futuro del servicio que es fundamental para el sistema agroexportador del país, por donde se vende al mundo el 80 por ciento de la producción agroindustrial.

La concesión del servicio de dragado y balizamiento de la Hidrovía Paraná-Paraguay, que está en manos de la AGP (Administración General de Puertos) de manera provisoria hasta septiembre próximo, debería ser licitada a través de un llamado internacional antes de ese plazo para terminar de regularizar la situación luego de varias prórrogas.

Sin embargo, el medio LPO de Santa Fe informó que aún no se ha terminado de conformar el Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable y que, según el Decreto N°949, tendrá a su cargo la confección de los pliegos, el llamado a licitación y la adjudicación.

Para la realización de la obra, el gremio sugirió la continuidad de la belga Jan de Nul, empresa que viene trabajando hace más de 25 años desde que se privatizó el sistema y se destaca por su capacidad técnica, la formación del personal, que en muchas oportunidades han sido capacitados en el exterior y la alta calificación de la empresa que ha respondido con altura para mantener la profundidad de calado del río Paraná que requiere de tecnología de punta.

Mientras tanto, la AGP llamó a una licitación “corta” para los próximos siete meses pero que se podría extender más si el proceso de concesión no se concreta, como viene ocurriendo hace años. La bajante histórica, que lleva dos años, ha afectado al mínimo el tránsito de buques cargueros por el constante mantenimiento que recibe el canal de navegación.

Ahora, la licitación del “tramo corto”, como definieron en el sector a esta licitación provisoria, que en principio abarca hasta el 23 de septiembre de este año, generó cruces entre las empresas que pretenden prestar el servicio.

El medio aseguró que “las cifras en juego son astronómicas, sobre todo cuando se prevé que el prestador cobrará por metro cúbico dragado, cosa que no sucede en ningún lugar del mundo donde los contratos se definen por obra”.

De las cuatro empresas que se presentaron, tres fueron desestimadas por distintos motivos: Servimagnus de Ricardo Román, que detrás de él está la gigante china CCCC Shanghai Dredging Co que ha tenido varios inconvenientes en el mundo; Emepa, del empresario Gabriel Romero, que desde la privatización en los ’90 se ocupó del balizamiento mientras su socia Jan de Nul se encargaba del dragado pero después del vencimiento de la concesión, tomaron caminos separados; y la holandesa Boskalis que es una de las más calificadas en el mundo y en su momento presionaron Macri con la reina Máxima Zorreguieta para quedarse con el negocio pero sorprendió que el grupo haya entregado la documentación en inglés cuando lo debía hacer en castellano.

La única que quedó en pie es Jan de Nul y todo indica que seguirá al frente del dragado de la Hidrovía como lo viene haciendo desde hace un cuarto de siglo.