×

Rutas del Chaco en mal estado encarecen los cortes cárnicos

  • Compartir

Rutas del Chaco en mal estado encarecen los cortes cárnicos

El déficit en infraestructura física sigue siendo uno de los principales factores que inhiben el crecimiento y desarrollo de la economía paraguaya, lo cual hace más difícil revertir los altos índices de desigualdad y pobreza en Paraguay.

El déficit en infraestruc­tura física sigue siendo uno de los principales factores que inhiben el crecimiento y desarrollo de la economía paraguaya, lo cual hace más difícil revertir los al­tos índices de desigualdad y pobreza en Paraguay.

Uno de los sectores que se vio afectado por este gran déficit fue el ganadero, que ante la imposibilidad de trasladar animales desde el Chaco hasta la capital, arrojó subas al precio del flete y también incidió en el incremento en los cortes de carne.

“Los desafíos de la indus­tria fueron sobrellevar un año bastante cambiante, tuvimos un tipo de cambio con muchas variaciones, el mercado internacional con tendencia a la baja y una pequeña merma en la oferta por factores climáticos a ni­vel local incidieron bastante en la industria que trabajó con un ritmo diferenciado durante todo el año.

Otro desafío fue sacar a los animales del Chaco por las malas condiciones en que se encuentran las redes viales, las rutas se están comenzando a romper de nuevo y eso comenzó a cau­sar retrasos en la llegada de animales y hay un aumento de costos del flete”, observó Korni Pauls, titular de la Cá­mara Paraguaya de Carnes.

Sostuvo que más de 2.000 animales por día vienen de esta zona del país en esas condiciones, lo que genera inconvenientes bastante fuertes hoy en día para los transportistas.

INFRAESTRUCTURA VIAL

Un primer problema de la infraestructura vial está referido a la limitada exten­sión de las redes viales aptas para el tránsito, ya que tejen tramas poco densos en el territorio, dejando sin op­ción de desarrollo a innu­merables regiones.

Un segundo problema está en relación con la calidad de las vías existentes, la ma­yoría de las cuales no están asfaltadas y tampoco reci­ben mantenimiento regu­lar, limitando el tránsito de vehículos y encareciendo el comercio.

En períodos de lluvia, la mayor parte de los caminos no asfaltados se vuelven in­transitables, ya sea porque varios tramos de las rutas se convierten en lodazales o bien debido a los frecuentes derrumbes que cortan las vías, dejando a las comu­nidades en el aislamiento o con serios problemas de comunicación.

Dado que los gobiernos locales de las zonas rurales más pobres no cuentan con recursos ni equipos sufi­cientes para atender emer­gencias, y como tampoco existen mecanismos regu­lares de mantenimiento de caminos rurales, el dete­rioro de las vías es progre­sivo, llegando al grado de quedar inutilizadas al trán­sito vehicular o de obligar a costosas intervenciones de rehabilitación vial parcial o completa, que en poco tiempo quedan nuevamente perdidas debido al proble­ma recurrente de la falta de mantenimiento.

CRECIMIENTO DEL SECTOR

En líneas generales Pauls comentó que este año fue bastante fructífero para el complejo cárnico a pesar de estos desafíos.

“Tuvimos un año bastan­te interesante, se abrieron nuevos mercados para la industria local, automáti­camente la industria mar­có presencia. En cuanto al mercado de Chile nos po­sicionamos como primer proveedor, también nos posicionamos bien en el mercado europeo, tal es así que para fines del mes de enero vamos a cumplir con la cuota Hilton de las 1.000 toneladas”, puntualizó.

Fuente: 5 días