×

Sales proteicas: suplemento de “bajo costo y alto impacto productivo” con escasez de forraje

  • Compartir

Sales proteicas: suplemento de “bajo costo y alto impacto productivo” con escasez de forraje

La falta de lluvias está impactando negativamente en la disponibilidad forrajera en los establecimientos agropecuarios, lo que despierta una preocupación a nivel nacional en el sector ganadero.

El jefe de Ventas de Indabal Balanceados, José Vázquez, explicó a Valor Agro que “el temor de los productores es quedarse sin oferta forrajera, ante eso, intentan comercializar sus ganados y la oferta excesiva hace que los precios comiencen a bajar. Esa preocupación está presente”.

Vázquez dijo que los ganaderos tienen distintas alternativas para suplementar los bovinos, de acuerdo a la realidad y necesidad de cada predio. “El productor puede optar por balanceados, concentrados proteicos, sales proteicas o una dieta total, una opción para cuando el productor cuenta con la materia prima”, detalló.

Según describió, para el primer producto y pensando en un animal de un peso promedio de 300 a 350 kilos, el costo diario por cabeza es de Gs. 4.000. Utilizar concentrados proteicos implica una inversión de Gs. 2.500, mientras que con las sales proteicas o una dieta total la cifra diaria por bovino es de Gs. 1.000 y de Gs. 3.000 a Gs. 3.500, respectivamente.

Vázquez aseguró que las sales proteicas son la herramienta “más fuerte” para el productor, dado que “tiene un costo ínfimo y con una buena suplementación se puede llegar a lograr una ganancia de peso diario de 300 a 600 gramos en esta época”.

Por otro lado y para aquellos productores que quieren una mayor ganancia, contó que la utilización de balanceados con promedios de 12 a 15% de proteínas, dependiendo de la categoría del animal, se puede conseguir una suplementación estratégica con un forraje nulo y ganancias de 800 a 1.000 gramos diarios al peso vivo.

En estos momentos el ganadero “busca mantener a los animales en el campo y no lograr una ganancia excesiva de peso debido a los precios actuales”, en muchos casos “están esperando que pasen los 90 días del invierno con un sistema de engorde más lento para estirar la situación y salir mejor parados para la primavera y el verano”.

Desde Indabal están “ofreciendo productos con financiación acorde a la situación que vive el productor y al contexto particular, con flexibilizaciones en plazos para el pago”, dijo Vázquez y agregó: “El productor puede adquirir nuestro producto y asesoramiento con plazos de 90 a 120 días para el pago”.

Fuente: Valor Agro.