×

“El año 2022 puede ser muy interesante para el ganadero y la industria”

  • Compartir

“El año 2022 puede ser muy interesante para el ganadero y la industria”

El vicepresidente de la Cámara Paraguaya de la Carne (CPC), Korni Pauls, habló de la alta demanda de carne bovina en el exterior y los buenos precios del mercado, que resultó en un 2021 con récords históricos de producción y exportación, y una faena superior a 2.000.000 de cabezas. Además, se refirió a la necesidad de aumentar los índices de preñez para que a futuro puedan ingresar más divisas al país. También hizo hincapié en el plan de levantamiento de la vacunación contra la fiebre aftosa y la creación del instituto de la carne.

– ¿Cómo evalúa el cierre del 2021 para el complejo cárnico paraguayo?

– En general la demanda de carne vacuna para la exportación fue bastante estable durante el año. A nivel mundial hubo un incremento de la demanda de productos alimenticios y la carne bovina no fue la excepción. Tuvimos una demanda muy equilibrada y firme, que requirió un trabajo bastante fluido durante todos los meses de este año.

– ¿El incremento en la demanda de carne y la estabilidad anual se demuestra con el récord histórico en la producción y exportación de carne que se alcanzaron al término del 2021?

– Todo comenzó en los meses de febrero a marzo con el aumento de los precios internacionales. Eso llevó automáticamente a los frigoríficos a acelerar los trabajos de faena. Tuvimos unos cuatro meses de faenas altas y récords de exportaciones por el aumento de la demanda, que estuvo acompañado por buenos precios. Esto también significó un aumento de precio para el productor.

– Desde el punto de vista económico, ¿cuál es el balance del año para las empresas frigoríficas?

– Para la industria en general, no fue un mal año. En la entre zafra, que se inició en septiembre y se extendió hasta diciembre, los precios internacionales llegaron a un techo y esa situación llevó a que el ganado vacuno tenga una baja del precio a nivel local. Pero, en líneas generales, el 2021 cerró con resultados satisfactorios para la industria.

– ¿Cómo se proyecta la demanda internacional de carne para el 2022 y cuáles son las oportunidades de Paraguay en los mercados?

– Creemos que la demanda internacional va a seguir siendo muy firme. Depende mucho de las políticas de los diferentes países compradores y proveedores de carne. La disputa entre Brasil y China movió el avispero. Pero, independientemente de eso, las estimaciones son de una demanda de carne bovina que siga siendo estable.

Reses bovinas en planta.

– Como dijimos, el año 2021 cerró con una producción y exportación de carne récord, además con una faena que superará las 2 millones de cabezas, ¿estima que se podría repetir ese comportamiento en 2022?

– Para ser franco, Paraguay no puede soportar una faena por encima de 2.000.000 de cabezas al año. Se puede dar por uno o dos años, pero si no es acompañado por un mejoramiento en la reproducción, la industria se está comiendo la cola y eso no es bueno. En 2021 superamos la faena de 2.000.000 de cabezas, pero dudo de que se repita el año actual por la falta de materia prima.

– ¿Prevén una menor oferta de animales terminados?

– Estimamos que la oferta de animales terminados va a ser menor por la fuerte y elevada faena del 2021. Se está trabajando para mejorar y dar una solución a ese problema, pero creo que no se va a dar otra elevada faena.

– Con menos oferta y una demanda de carne estable, ¿qué se podría esperar en cuanto a precios de las haciendas gordas?

– Se proyecta que los precios estén bastante estables para el 2022. Paraguay exporta el 70% de la carne bovina que se produce a nivel nacional, lo que hace que dependamos totalmente de los vaivenes internacionales de la carne. Cualquier país comienza con una tos y nosotros ya tenemos fiebre. Si no ocurren cambios fuertes en políticas globales, especialmente relacionadas a China, que es uno de los mayores consumidores de carne bovina; estimo que el año 2022 puede ser muy interesante para el productor y la industria.

– ¿Preocupa en la Cámara Paraguaya de la Carne el bajo índice de preñez que se registra en el país?

– Sí. Sobre ese punto creo que todos tenemos que hacer un mea culpa, porque nos enfocamos demasiado en abrir mercados para la carne y nos olvidamos de cómo estamos por casa, y estamos mal. Paraguay es el país con la tasa de preñez más baja a nivel de Sudamérica. Necesitamos hacer un trabajo fuerte para mejorar esta situación y levantar los números del hato nacional, para que en el futuro puedan ingresar más divisas por la exportación de carne bovina. Hace tres años llegamos a más de 14.000.000 de cabezas, y en la actualidad no llegamos a esos números. Es importante que este sea el enfoque principal en el sector, cada uno tiene que hacer su parte del trabajo para levantar el hato ganadero.

– Con respecto a mercados, se habla de que en junio o julio podría estar habilitado Estados Unidos para Paraguay. ¿Esto podría incidir en el mercado de hacienda, en la producción y colocación de carne en los mercados internacionales?

– Paraguay tiene hoy más de 70 países habilitados para la exportación de carne bovina. En la actualidad, exportamos a unos 20 o 25 países. La industria frigorífica de Paraguay envía la carne al país que mejor paga. En los 45 países restantes, donde no va la carne, es porque no hay interés de enviar por cuestiones de precio. Estados Unidos es el país número uno en consumo de carne y un gran productor de carne para el consumo propio. Lo que Paraguay podría ofrecer al mercado de Estados Unidos, una vez que esté habilitado, es carne industrial para hamburguesas, que es lo que demandan porque la producción propia no es suficiente. Paraguay ve ese mercado como una vidriera muy interesante y como una oportunidad para mejorar el promedio de precios y de producción de la carne industrial. Hoy, ese producto está entre Rusia y Medio Oriente. Estimamos que Estados Unidos puede dar un plus por ese tipo de producto.

Korni Pauls, vicepresidente de la CPC.

– ¿Aspiran a lograr la apertura de nuevos mercados para los próximos años? Se ha manifestado que después de Estados Unidos, hay posibilidades en el mercado de Canadá y de México, para completar el Nafta.

– A eso apuntamos en la industria y también en conversaciones con el Senacsa. Canadá, especialmente, puede ser un mercado muy atractivo, y no solamente para la carne industrial.

– ¿Qué posición tiene la CPC con respecto al plan de levantamiento de vacunación contra la Fiebre Aftosa?

– Desde el año 2009, hace 12 años, no se registra Fiebre Aftosa en Paraguay. En temas de sanidad animal el país está muy bien. Senacsa está haciendo un trabajo fabuloso, eso se observa en los animales que recibimos en el frigorífico, donde se controla todo. Si los países de la región se ponen de acuerdo para dejar de vacunar, por estar libre de Fiebre Aftosa, la industria no se va a oponer. Pero la posibilidad de que se levante la vacunación solo en Paraguay, no creo, es difícil que se dé.

– ¿Consideran que levantar la vacunación contra Fiebre Aftosa podría dar mayor apertura de mercados?

– Dejar de vacunar no cambiaría mucho la situación actual. Más bien permitiría ganar mayor credibilidad y confianza, al demostrar que se está trabajando bien, con lo que se podría además negociar mejores precios. Pero son nichos para cortes especiales.

– ¿El 2022 podría ser un año en que se ponga en marcha la mesa de trabajo para crear el Instituto de la Carne?

– Por parte de las industrias ese tema no está en la agenda. Sabemos que hay un sector de la producción pecuaria que tiene mucho interés en la formación de un Instituto de la Carne y si quieren hacerlo lo pueden hacer. Pero si se forma una mesa de trabajo, no vamos a tener una posición contraria.

– ¿Cómo es la relación de la industria con el Gobierno?

– La industria tiene un buen vínculo con el Gobierno, que ya se comenzó a notar con el Gobierno anterior. Con Mario Abdo Benítez la relación siguió mejorando. Tenemos contacto fluido y directo con los representantes de los ministerios de Relaciones Exteriores, Industria y Comercio y el Senacsa, que son las instituciones relacionadas al negocio de carne. Estamos trabajando bien y nos sentimos respaldados.

Entrevista realiza en la Revista ARP.