×

Continúa la preocupación regional por la bajante de los ríos, y piden acelerar el dragado

  • Compartir

Continúa la preocupación regional por la bajante de los ríos, y piden acelerar el dragado

El desafiante escenario de los caudales de los ríos Paraguay y Paraná, por la falta de lluvias a efectos de dos años consecutivos del fenómeno climático de La Niña, está profundizando la preocupación de las cámaras privadas de los países involucrados en la hidrovía Paraná, Paraguay y Uruguay.

El director ejecutivo de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (CAPECO), Hugo Pastore, dijo a Valor Agro que “continúan los problemas de navegabilidad” de los ríos Paraná y Paraguay, y, aunque se han desarrollado lluvias, aseguró que “son pequeños paliativos que todavía no cambian los problemas de fondo que son las dificultades de navegación”.

Desde la industria cárnica, se informó que las exportaciones siguen afectadas por el bajo nivel de los ríos, y se tienen que desviar las cargas a puertos de Brasil para lograr una salida a los mercados globales, lo que aumenta los costos logísticos.

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Rosario, la Cámara de Puertos Privados Comerciales y Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas de Argentina emitieron un comunicado donde afirman que hay una “grave situación” en relación a la emergencia hídrica, “producto de la bajante extraordinaria de los ríos Paraguay y Paraná que afecta severamente la competitividad de las exportaciones”.

Se informó que la situación está obligando a transportar la mercadería vía terrestre a otros puertos de Argentina, generando mayores costos logísticos e impactando sobre la seguridad vial y el mayor deterioro de la infraestructura vial y ferroviaria.

Las gremiales argentinas destacaron “la importancia del proceso de llamado a la denominada ‘licitación larga’, para la modernización y mantenimiento del sistema de señalización y dragado de la vía navegable troncal, en el marco de lo establecido en el Decreto N° 949/20, cuya tramitación debe llevar a cabo el Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable y de la que sería muy importante conocer un calendario de concreción que permita contar con un horizonte realista, que disminuya la incertidumbre”.

Y al mismo tiempo, remarcaron la necesidad de “continuar con aquellas tareas de mantenimiento de la vía navegable que garanticen su operación y avanzar en los procesos necesarios para dotarla de mejoras en su diseño e incorporación de la tecnología de punta que una infraestructura de estas características merece”.